Las animas del purgatorio

“Parece mentira que viviendo en pleno siglo XXI haya aun cosas que no se pueden explicar o creer pero lo interesante de la vida esta en esos pequeños misterios que existen y nos siembran esas dudas que nos enseñan a buscar las respuestas y tener la mente abierta a otras percepciones de la vida diaria”.

Este es un ejemplo de esas creencias y dudas que tuve desde la primera vez que me contó esta historia mi madre.

Mi madre es una creyente de las animas del purgatorio les reza cada noche y nunca falta su vela, una vez le pregunte por que su fiel devoción y me contó lo que le sucedió una vez cuando yo apenas estaba en su vientre.

Mi madre era una chica normal venida de merida un estado de Venezuela donde el clima templado y frió proporciona un clima rico de montaña ideal para vivir y hacer turismo, cuando ella tenia apenas 19 años trabajaba en un colegio en el este de la ciudad y tenia que salir antes de las 5 am todos los días para ir al trabajo ya que debía de tomar 3 autobuses para llegar allí.

Mi madre acostumbra antes de salir de casa rezarle a las animas para pedir su compañía y protección ya que es una tradición inculcada por mi bisabuela a ella, siendo una mujer simpática de cabellos largos y de grandes caderas, siempre a llamado la atención de la gente. Cierta mañana antes de salir tubo un presentimiento ya que la mañana estaba muy fría y no paraba de llover no le gustaba salir así pero que mas podía hacer tenia que mantener a mis 3 hermanos y a mi mismo que venia en camino.

Ya resignada se tomo una taza de café antes de salir, tomo su paraguas, se persigno antes de salir y le pidió a las animas que la protegieran.

Al salir bajo la lluvia iba caminando rápido por la calle ya que debía de caminar 2 cuadras hasta la calle principal y luego 4 cuadras mas hasta la avenida para tomar el primer autobús de su recorrido al trabajo. Al llegar a la calle principal vio con preocupación que la calle estuviera tan sola no era normal pero bajo la circunstancia de la lluvia era de esperarse, cuando iba por la segunda calle escucho a alguien estornudar justo frente a ella entre las sombras, era un hombre alto y delgado muy desaliñado, que estaba bajo un toldo quien la saludaba e invitaba a escampar junto con el. Aunque le daba mala espina la fuerte lluvia hizo que se detuviera, el hombre se acerco y sacando las manos de entre su chaqueta saca un cigarrillo para encenderlo y ofrecerle uno a ella.

Algo temerosa por la escena y con cierto escalofrió recorriéndole el cuerpo mientras lo mira le responde que ella no fumaba y por eso declina su oferta, de repente tuvo la sensación de que alguien pasaba junto a ella y le decía que se acercaba el autobús, ella comenzó a correr balo la lluvia para alcanzar a la persona que iba delante de ella. En ese momento el hombre quiso agarrarla pero se detuvo en seco y regreso a la obscuridad, mientras ella se alejaba y en efecto el autobús estaba llegando a la parada y habían unas cuantas personas esperando para subir, con lo que tuvo suerte de alcanzarlo.

Ya en camino y pasando el pequeño susto no tuvo mas inconvenientes para llegar al trabajo y transcurrió todo en normalidad, ya de regreso a la casa cerca de las 6 pm, mi abuela servia la cena a mis hermanos. Y cuando se disponía a sentarse a la mesa escucho en la calle un tumulto de gente que estaban gritando y se acerco a la ventana a mirar, con lo que observo las luces y escucho las sirenas de unas patrullas que estaba cerca.

Como toda mujer curiosa salio a la puerta a echar un vistazo y preguntar a los vecinos a que se debía el escándalo, y mientras se acercaba pudo observar que los oficiales de policía llevaban esposado a un hombre alto y delgado que se resistía a ser llevado. Y cual seria su sorpresa, ella reconoció al hombre como el que había visto en la mañana bajo la lluvia. Un vecino alcanzo a responder  que ese hombre lo habían atrapado en una casa vacía que estaba cerca y que al parecer era muy peligroso y estaba siendo buscado.

En ese momento el hombre se detuvo y se le quedo fijo observándola antes de entrar a la patrulla a la fuerza lo que llamo la atención de un oficial de policía que estaba tratando de separar a la gente para poder entrar a la patrulla. El se acerco a mi madre y le pregunto, buenas noches disculpe la molestia pero ¿usted conoce a ese hombre que la esta mirando fijamente?

Y algo impactada mi madre le responde, que no lo conoce pero que en la mañana lo vio y estuvo frente a ella unos minutos. A lo que el oficial le dice que esta bien, y  que si puede acompañarlos a la delegación para prestar testimonio de ese hecho. Después de tomarse un café y mas calmada, un detective se acerca hablar con ella para interrogarla sobre lo ocurrido.

Al terminar el interrogatorio el detective decide hablar con mi madre, y le indica que ella tuvo mucha suerte ya que ese hombre había violado y asesinado a una mujer ese mismo día en la mañana muy cerca de donde ella lo había visto. A mi madre le impacto la noticia pero lo que mas la dejo sin habla fue que el detective le había preguntado a ese hombre ¿por que no ataco a mi madre al verla si ese era su modus operandi?

Y la respuesta fue que ella al principio estaba sola y el se preparaba a atacarla, pero de repente ella corrió hacia la avenida principal, el quiso tomarla por detrás y cuando estuvo apunto de hacerlo escucho que se acercaba gente y miro detrás de si mismo y no vio a nadie así que al querer correr nuevamente detrás de ella se detuvo en seco al mirar a no menos de diez personas correr junto a mi madre por la avenida y de repente solo estaba ella alejándose por la calle.

El se resguardo otra vez en el toldo y unos 5 minutos después apareció otra chica de cabellos largos y misma estatura que mi madre, quien se resguardo de la lluvia en el mismo toldo sin saber que en la obscuridad estaba el… Quien la ataco y llevo a la casa vacía aprovechando que no había nadie en la calle que pudiera ayudar a la chica, fueron unos niños jugando cerca quienes ya en la tarde entraron a la casa vacía a jugar como lo hacían regularmente y vieron al hombre junto a la chica en un charco de sangre y corrieron a decírselo a sus padres.

Y desde ese día mi madre no sale de casa sin rezarle a las animas benditas del purgatorio, sabiendo que alguien le advirtió y la acompaño para protegerla de todo mal.

Primera entrada del blog

Hola este es un esfuerzo de mostrar esas historias que se viven a diario, cuentos, leyendas, anécdotas, anhelos y sueños por que no?

“Se parte de mi historia, cuéntame que te ha parecido, comparte conmigo tu opinión, ayúdame a hacer algo distinto que te distraiga, te ilusione o haga delirar”…